Noticias

El café ya no se dispara a causa de la guerra de Ucrania, pero eso podría cambiar

Una de las materias primas más atractivas del año pasado está mostrando un comportamiento más bien flojo este año. El arábica, el grano de café de alta calidad, cuyos precios estuvieron en alza durante la mayor parte de 2021, apenas se está recuperando. Mientras tanto, el robusta, el grano de café de gama baja que de hecho superó al arábica el año pasado, ha bajado dos dígitos.

La falta de demanda en toda Europa tras la guerra entre Rusia y Ucrania parece ser la principal causa que alegan los analistas, aunque el propio rendimiento del arábica podría cambiar pronto con su ininterrumpida racha de ganancias de esta última semana.

El contrato de próximo vencimiento del arábica del ICE Futures US se ha establecido en torno a los 2,31 dólares por libra este martes. Esto supone una ganancia de sólo el 2,2% en el conjunto del año, frente al 76% de 2021.

Pero la mejora de las señales comerciales desde el 29 de marzo sugiere que el arábica podría alcanzar los 2,45 dólares a corto plazo, lo que le valdría una ganancia de más del 8% en el conjunto del año, cerca de los máximos de 10 años registrados en febrero en 2,60 dólares.

«El gráfico diario muestra un retroceso consistente desde los mínimos de 2,12 dólares registrados por el arábica el 28 de marzo», dice Sunil Kumar Dixit, estratega técnico jefe de skcharting.com.

 Descripción: Arabica Monthly

Consumido por más de dos tercios de los bebedores de café del mundo, el arábica es el grano preferido por las cadenas de café de renombre, desde Starbucks (NASDAQ:SBUX) hasta Tim Hortons y Dunkin’ Donuts, propiedad de Restaurant Brands. La subida de su precio el año pasado se debió a las interrupciones de la producción en las granjas y centros de procesamiento afectados por el COVID, así como a las limitaciones de transporte que dificultaron la salida a tiempo del grano desde el principal productor, Brasil.

Este año, el arábica empezó con fuerza, con una subida del 4% en enero.

Pero cuando los temores en torno a un conflicto entre Rusia y Ucrania empezaron a agravarse a principios de febrero, el impulso del arábica comenzó a desvanecerse ante el temor de que se redujera el consumo en Europa, el mayor mercado de café del mundo, que representa el 33% de la demanda mundial.

Aunque el arábica arrancó el mes de febrero con buen pie y alcanzó máximos de 10 años, la invasión de Ucrania ordenada por Vladimir Putin el 24 de febrero y los acontecimientos del mes siguiente confirmaron las preocupaciones en torno al comercio del café, revirtiendo las ganancias del 4% acumuladas desde enero y durante los dos meses siguientes.

Sorprendentemente, el arábica consiguió cerrar el primer trimestre sin cambios, con un precio de cierre en marzo que prácticamente igualaba los 2,26 dólares de diciembre.

 Descripción: Arabica Weekly

Dixit, de Skcharting, advirtió de que el grano de café podría volver a estar en peligro si comienza a consolidarse por debajo de los 2,24 dólares, un movimiento que podría llevar a una vuelta a los mínimos de 2,12 dólares y a una mayor aceleración a la baja hasta los 2,05-1,95 dólares.

Pero para compensar eso, las últimas cinco jornadas han sido una bendición, dice. «La media móvil simple de 200 días, situada en 2,09 dólares, parece haber proporcionado apoyo a corto plazo al arábica», afirma Dixit, y añade: «Mientras se mantenga por encima del nivel de soporte dinámico de 2,24-2,28 dólares, el movimiento alcista puede continuar hasta 2,35-2,40-2,45 dólares a corto y medio plazo».

 Descripción: Arabica Daily

Los fundamentales parecen estar cambiando también a favor del arábica.

En el lado negativo, la guerra está provocando un descenso de la demanda en Europa, y esto se ha visto agravado por el nuevo brote de COVID en Shanghái, China, que tiene «el potencial de lastrar realmente la demanda china, ya que las ciudades y los puertos de allí han cerrado”, según Jack Scoville, analista jefe de cultivos del broker de materias primas de Chicago Price Futures Group.

Pero para equilibrar esto, sigue Scoville, «la falta de entregas de Brasil e Indonesia siguen respaldando el mercado de futuros» del arábica.

Y añade: «Siguen existiendo buenas condiciones de crecimiento para la próxima cosecha en Brasil, pero se ha informado de que la floración es desigual este año al menos en algunas zonas».

En cuanto al robusta, también ha dicho que se han registrado menos entregas por parte del principal productor, Vietnam, «ya que los productores han vendido la mayor parte de la cosecha y están guardando el resto a la espera de una subida de los precios».

El robusta se utiliza en la mayoría de las marcas de café instantáneo del mercado y es una opción natural de café descafeinado. El robusta, que también se cultiva en cierta medida en Indonesia, África y la India, tiene los mismos problemas de suministro y cosecha que el arábica, pero sin una demanda acorde.

Durante la jornada de negociación del lunes en el ICE Futures Europe, el robusta se estableció en 2.136 dólares por tonelada, lo que supone un descenso del 14% en el conjunto del año, lo que contrasta con la subida del 81% de 2021.

A pesar de la mejora de los precios de mercado del café y de los fundamentales de la cosecha, algunos analistas temen que una inflación mundial desbocada —alimentada por los precios del petróleo que han alcanzado máximos de casi 14 años, por encima de los 100 dólares por barril— sea perjudicial para los minoristas de café, ya que los consumidores están recortando gastos.

«Va a ser aún peor con la subida de los costes de la energía», afirmaba Thomas Hartley, presidente y propietario de Hartley Transportation, en un artículo de Bloomberg el mes pasado que citaba el aumento de los gastos de combustible, los elevados costes de transporte, la falta de contenedores, la escasez de camioneros y otros trabajadores y otros problemas logísticos entre los problemas a los que se enfrenta el sector.

Si bien los problemas de la cadena de suministro han respetado a pocos sectores en todo el mundo, el café y algunos otros cultivos se han visto especialmente afectados. Ello se debe a que el aumento de los gastos de transporte agrava el impacto sobre los precios de un descenso de la producción de cultivos en Brasil, el mayor exportador mundial de café, azúcar y soja.

Janet Colley Morse, vicepresidenta de Dupuy Group, una empresa de almacenaje, afirma que su empresa tiene problemas para contratar cargadores y personal administrativo, y que los retos podrían variar de un puerto a otro. La escasez de camiones para entrar en los puertos a recoger los contenedores ha provocado retrasos de hasta cuatro semanas, lo que retrasa toda la cadena de suministro, explica John DeMuria, comerciante de Volcafe, durante una ronda de preguntas y respuestas en un evento sobre café.

Pero en otra señal positiva, el principal exportador de café, Brasil, ha observado una demanda récord de reservas, dice Luca Scamardella, director de comercio de importación de Mediterranean Shipping Company.

Las empresas han intentado modificar la capacidad y ajustar los horarios, y algunos negocios se han desviado de puertos especialmente congestionados como el de Long Beach, en California, a sitios menos congestionados en otras ciudades, dice, y añade:

«Nuestros vendedores se ven muy afectados por la demanda extra observada desde el verano de 2020, un punto de inflexión desde los mínimos registrados durante la pandemia».

El otro aspecto positivo para la industria es que el comercio de cafés especiales ha sido sorprendentemente resistente.

El café de especialidad es un término que designa el grado más elevado de café disponible, normalmente comparado a lo largo de toda la cadena de suministro, utilizando café de origen único o de una sola finca. El término fue utilizado por primera vez en 1974 por Erna Knutsen en un número de la revista Tea & Coffee Trade Journal. Se refiere al café calificado con 80 puntos o más en una escala de 100 puntos por un catador de café certificado o un calificador de calidad autorizado. También se dice que se cultiva a la altitud perfecta, en la época correcta del año, en el mejor suelo y que se recoge en el momento adecuado.

Onyx, Bean Box, Klatch, Stumptown, Hair Bender y Kona Hawaiian son algunas marcas de café de especialidad.

Según la última Guía de Transacciones de Cafés Especiales, el precio de los cafés especiales ha subido de forma constante año tras año, debido en parte al compromiso de los cafés especiales de establecer relaciones a largo plazo con los agricultores y a las prácticas de compra que no están al antojo del mercado de materias primas.

Aunque la subida de los precios del petróleo seguramente incrementará los costes de envío en general, el sector del café de especialidades parece estar bien equipado para resistir la volatilidad a corto plazo derivada de los cambios en los precios del petróleo, al menos por ahora.

Fuente

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *

Этот сайт использует Akismet для борьбы со спамом. Узнайте, как обрабатываются ваши данные комментариев.

Кнопка «Наверх»